Vintage Comunicación | Facebook compra Instagram por 1.000 millones de dólares
511
single,single-post,postid-511,single-format-standard,qode-core-1.0.1,ajax_fade,page_not_loaded,,capri-ver-1.2.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,grid_1200,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

Facebook compra Instagram por 1.000 millones de dólares

Hoy los principales medios de comunicación abrían sus respectivas secciones de tecnología con una noticia sorprendente, Facebook anuncia que se hace con Instagram, la gran aplicación fotográfica del ámbito de los móviles, por la cifra de 1.000 millones de dólares.

Instagram, fue ideado para las plataformas iphone pero pronto se crearon versiones para iPad e iPod, convirtiéndose en una aplicación casi obligatoria para aquellos usuarios que deseaban compartir sus fotos a través de sus terminales. Y esto se extendió hace menos de una semana, cuando los usuarios de Android por fin pudieron hacerse con la aplicación más envidiada por “los de Google”.

El triunfo de Instagram

Instagram no es una mera herramienta de soporte y difusión fotográfica, es mucho más, es una aplicación totalmente creativa, y a ello debe gran parte de su éxito. Mientras otras aplicaciones tan sólo permitían la obtención de calidad de imagen y su transmisión, Instagram permitió actuar sobre la propia fotografía por medio de una interfaz de recursos creativos cada vez más completa.

Los usuarios de esta aplicación pueden aplicar efectos fotográficos como filtros, marcos y efectos retro y vintage (tan de moda últimamente) e incluso personalizar las fotografías con aquel toque mítico de las antiguas cámaras de fotos Kodak Instamatic y Polaroid. Además, pueden compartir las fotografías en diferentes redes sociales como Facebook, Twitter o Tumblr.

La última innovación fue la aplicación de los ya indispensables hashtags para ayudar a los usuarios a descubrir las fotos que otros comparten en la red. Fue éste último avance, el que hizo que Instagram se independizara de la competencia y cobrase un fuerte componente “social”.

Facebook se interesa por Instagram

Facebook, como red social, está destinada a ser un producto vivo, siempre cambiante, en evolución y movimiento, adaptándose a las nuevas tecnologías tan pronto como éstas se hacen hueco en el mercado. Es el viejo mito del renovarse o morir, y hasta la fecha, se adapta como nadie.

Hasta hace relativamente poco, las redes sociales estaban enfocadas a los soportes tradicionales como el ordenador personal, pero desde que Internet entró de lleno en el mundo móvil, los nuevos teléfonos evolucionaron en prestaciones, accesibilidad y adaptabilidad a la red. Así, el número de terminales que permitían el acceso a los antiguos programas creados para el mundo del ordenador, creció exponencialmente. Al mismo tiempo, las redes sociales quedaban ligadas a los nuevos smartphones.

Las redes sociales, pertenecen hoy en gran parte al sector móvil, y una aplicación que tanto juego y creatividad aporta al usuario, no pasa desapercibida. Facebook es una experiencia social, una experiencia que depende en gran medida de la posibilidad de publicar y compartir fotografías. No hace falta pensar mucho para darse cuenta de las múltiples posibilidades que una aplicación fotográfica creativa podría proporcionar a una red social como Facebook.

Facebook no absorberá a Instagram, ambos productos serán independientes.

Es cierto que Facebook ha comprado la aplicación, pero no pretende una mera absorción de sus funciones en la plataforma. Los directores de la compañía, han afirmado que ambos productos trabajarán en estrecha colaboración, pero permanecerán independientes, pues es la única forma de no limitar las experiencias que cada uno aporta de forma independiente a sus usuarios.

Es por ello que el equipo de desarrollo Facebook está comprometido a construir y hacer crecer Instagram de forma independiente. Millones de personas en todo el mundo sienten atracción por  aplicación Instagram y la marca asociada a ella, y su objetivo es ayudar a su difusión aún más.

El hecho de que  Instagram esté conectado a otros servicios más allá de Facebook es una parte importante de la experiencia. La intención del equipo es  mantener tanto  sus características como la posibilidad de publicar en otras redes sociales, pero al mismo tiempo deja abierta la posibilidad de no compartir sus imágenes en Facebook si el usuario así lo desea. Del mismo modo, los usuarios también tendrán la capacidad de tener seguidores y seguir a otros por separado de sus amigos en Facebook.

Un futuro en equipo

Éstas y muchas otras características son partes importantes de Instagram y por ello, el equipo de desarrollo de Facebook, pretende aprender de la experiencia Instagram para construir características similares en sus otros productos. Al mismo tiempo, tratarán de ayudar a Instagram a seguir creciendo mediante el uso de todo el potencial del famoso equipo de ingenieros de Facebook, que cuenta además con una fuerte infraestructura.

Todo parece indicar que ésta unión se traducirá en todo un hito para ambas marcas, cuyos resultados no tardaremos mucho en disfrutar.

 

Laura Alejandro

Consultora y docente de comunicación y marketing online. Fotógrafa con alma de diseñadora. Periodista y blogger con ganas de comunicarme con el mundo. Fundé Vintage Comunicación y Moove Magazine y siento que camino por donde siempre quise...

No Comments

Deja un comentario